De la Aguja y el Ovillo al ¡Éxito! (in Spanish)

Posted on 12/05/2017

María José Marín y Alberto Bravo son los fundadores de la empresa We Are Knitters, ubicada en Madrid, España. Si te gustan el punto y la moda, quizá ya hayas oído hablar de ellos antes. Si no, déjame que te cuente un poco sobre sus inicios. Es una breve historia que a ratos suena inverosímil y a otros increíblemente ‘fácil’ de ser replicada.  

María José Marín y Alberto Bravo son dos españoles que accidentalmente se conocieron en NYC, en uno de sus viajes de trabajo, sin saber el uno de la existencia del otro. En ese entonces, los dos trabajaban como auditores financieros para la misma multinacional que, precisamente, organizaba dicho evento en USA, donde hacer punto ya era una sensación. En dicho evento, se acercaron, se conocieron y  pronto se hicieron amigos. Los dos tenían más en común de lo que creían: pasión por la moda y un deseo enorme de triunfar y crear su propia empresa. Andando por NYC, empezaron a notar que la gente joven, la gente ‘cool’, solía reunirse en cafés sólo para tejer, lo cual no sólo les pareció genial sino que también les sirvió de alarma para salir corriendo a España y ponerse manos a la obra.

Por extraordinario que parezca, al principio, ninguno de los dos sabía tejer. Sin embargo, la pasión y la aspiración de éxito era tal que los llevó a seguir tutoriales en YouTube… Poco tiempo después ya estaban subiendo sus propios diseños y patrones de tejido a su web e Instagram. Así fue como nació We are knitters en 2011. Empresa que para su cuarto y quinto año facturó más de dos millones de euros. ¿no te parece algo que podrías hacer tú mismo? ¡Te lo dije! De hecho, María José Marín y Alberto Bravo ni siquiera alcanzan los 30 años de edad.

 ¿En qué consiste We Are Knitters?

La empresa está enfocada no sólo en la venta de agujas y ovillos de lana, sino que tiene la misión primordial de fomentar la relajación, la autosuficiencia y, por lo consiguiente, la satisfacción y la felicidad del cliente al tener un producto creado por el mismo. La cosa va así: recibes tu kit de agujas y ovillos de lana y comienzas a tejer tu propio suéter, chaleco, bufanda, etc.  Además, si tienes dificultades o si en ese momento la inspiración no te llega, en su web y redes sociales se ofrecen tutoriales con fotografías de cómo hacerlo. La web también cuenta con nuevos estilos que ellos mismos han creado. Hacer punto no sólo es una actividad relajante y divertida, sino también es un proceso creativo y, por ende, enriquecedor a nivel cognitivo. En otras palabras, debido al nivel de concentración que se aplica durante esta actividad, tu inteligencia mejora. Y dime, ¿quién no quiere ser más inteligente?

Ya sé que no necesito repetirte que para tener éxito hay que trabajar mucho; sin embargo, me siento con la responsabilidad de decirte que el mundo está lleno de oportunidades para aquél que está decidido a tomarlas. Así que, escúchame bien, sí tú, deja el móvil por un segundo y pon atención a estas últimas líneas que provienen de la mente y boca de estos dos audaces y jóvenes emprendedores españoles. “Si tienes una idea, un business plan que lo avale y una proyección de crecimiento a futuro, adelante, ¡el mundo es tuyo!”.

Si ya hay ideas circulando por tu cabeza, estás empezando a emprender o quieres descubrir más personas que han llegado lejos con su idea, mira estos otros artículos e ¡inspírate!:

 

 

¡Descubre opiniones de estudiantes para estudiantes!

¿Eres estudiante? Selecciona tu universidad y da tu opinión.

 

Written by
EDUopinions Community
A passionate and aspiring authors' team, collecting, writing and sharing information about higher education!