Un día de mi vida estudiantil en Barcelona (in Spanish)

Posted on 06/04/2017

Barcelona es una ciudad eufórica. Así me la imaginaba cuando aún vivía en Grecia y buscaba el destino ideal para pasar los próximos para realizar los estudios. Deseaba estar en un lugar hermoso, soleado y que respiraba una vida universitaria. El conjunto del clima Mediterráneo, la playa, la montaña la buena gastronomía y la cultura suman a dar una gran calidad de vida.  Todo esto lo encontré en Barcelona.

Como uno se puede imaginar, me tenía que recordar la razón principal que me trajo aquí, los estudios.

Ya en si, la vida universitaria exige mucha disciplina y un cierto orden para no distraerte de la multitud de posibilidades que ofrece esta ciudad. Tanto de día como de noche en una ciudad tan bonita y amigable como es Barcelona, cualquiera caería en la tentación de dejar los libros de lado.  Para no perder el rumbo y mantener la vista al premio de adquirir el título me tenía que controlar y llevar la agenda bien ordenada.

Quería realizar un master en una universidad de renombre. A parte de los conocimientos adquiridos me daba cuenta que el prestigio contaba en mi elección final. Al mismo tiempo veía la oportunidad que tenía de aprender otro idioma.  Sabía que la combinación sería una experiencia enriquecedora que me abriría mucho más posibilidades de futuro.

La universidad donde realice mis estudios quedaba unos 40 minutos en tren de Barcelona. Está ubicada en la montaña dentro del bosque, lleno de árboles, parques y la naturaleza. Era un campus gigante con aulas luminosas y amplias con vistas de arboles.

Día típico en mi vida de estudiante de master

Cada semestre tenía que participar en 6 cursos. En mi caso, las clases se hacían por la noche desde las 18.00 hasta las 21.00 así que toda la mañana tenía tiempo a estudiar y llegar preparada a mi clase.

A las 8:00 empezaba el día.

Me despertaba a las 8.00, desayunaba y me ponía a leer. Algunas veces iba más temprano a la universidad que se encontraba con una biblioteca de seis pisos donde se encontraban estudiantes de todas las facultades.  El entorno de libros y tener acceso a unas bases de datos importantes me animaba a concentrarme. Verme con otros estudiantes que tenían el mismo objetivo que yo me veía aún más con la energía que se necesita para seguir adelante con los deberes.

Al mediodía

Desde las 14.00 hasta las 16.00 a la hora de comer íbamos a un restaurante donde con menos de 10 euros almorzábamos. Tertuliábamos con los profesores debatiendo sobre las clases, nuestros objetivos y el futuro más cercano de lo que parecía.

Tenía la suerte de tener a profesores jóvenes que comprendían nuestro estrés con quienes compartíamos nuestras preocupaciones. Nos preguntábamos – ¿lo que estoy estudiando me ayudará profesionalmente cuando acabe? Me di cuenta que en algunos casos no existe un conocimiento profundo sobre el por qué ni el para qué de la elección profesional. Estos debates con ellos y otros estudiantes daba luz a lo importante que es tomarse el tiempo necesario para llegar a la conclusión correcta, asesorarse e informarse.

Reflexiones entre estudiantes

¿Voy a aguantar el estrés de los estudios y de las fechas límites para entregar mis tareas? ¿Sería bueno si me pusiera a hacer unas prácticas a través de los programas que ofrece la universidad a una empresa o sería mejor a dedicarme exclusivamente a mis estudios? ¿Cómo puedo manejar mi tiempo libre y mi autonomía estudiantil? ¿Cómo voy a organizar todo el material de las diferentes asignaturas? Todos estos eran temas que solíamos comentar con los profesores. Ellos siempre amables y dispuestos a escuchar cada preocupación que nos surgía.

Clases de tarde, arrancarse de nuevo a las 18:00

La clases de 18:00 a 21:00 duraban 1,5 hora cada una con una pausa de 15 minutos, justo el tiempo suficiente para estirarse los pies. Las clases siempre eran muy estimulantes y la hora pasaba tan rápido que ni siquiera nos dábamos cuenta.

Cada noche llegaba a casa casi a las 22:30. A las 24:00 ya estaba lista para dormir para madrugar y volver a la misma rutina. Habían ocasiones que al salir de la clase nos juntábamos con los compañeros para ir a la casa de uno u otro para ver una película y desconectar de hacer los deberes.

Por lo menos un par de veces a la semana junto con los compañeros organizábamos actividades físicas o deportistas por la mañana o nos íbamos a estudiar a la facultad. Jugamos paddle en las canchas ubicadas enfrente del mar en la Barceloneta o nos encontramos para tomar unas copas y tapas o hacer intercambio de idiomas. Esto último es una actividad bastante habitual. Por el coste de un café practicábamos una nueva lengua- ¡qué chollo! como dicen los locales. Españoles, griegos, chinos, mejicanos, argentinos, italianos creamos una fuerte amistad tras tantas horas de diversión y los estudios. (Video: Top 7 universidades mas internacionales de Barcelona)

Para moverse por Barcelona la gente suelo escoger la bicicleta.  Con ella puedes ir a cualquier sitio, incluso se puede aprovechar del servicio de transporte público de bicicletas, BiCING si prefieres no comprarte una. No tienes que pagar los boletos de transporte como en las grandes ciudades así que los días que no teníamos clase entre la semana cogíamos nuestras bicicletas y subíamos hasta la montaña de Montjuïc para observar la belleza de la ciudad desde uno los puntos altos de la ciudad. Desde allí se ve la Sagrada Familia, la Torre Agbar, Plaza España y toda la ciudad. ¡Qué vistas tan espectaculares!

La música no falta en Barcelona donde se acogen numerosos festivales de música. “Brunch electronic” cada domingo a partir de la primavera, Primavera Sound, Sonar, Cruïlla o los conciertos del verano del Poble Espanyol son algunos de ellos.  Y cree me, cuando vives en esta ciudad y estos espectáculos se realizan a menos de 5 kilómetros de tu casa, ¡no te los puedes perder!

Y ahora, “back to reality”…

A examinarse!

Llega el momento de exámenes y entregar proyectos del semestre.

Tenía que leer tanto que pensaba mis ojos saldrían de mi cabeza. Dedicaba muchas horas leyendo, investigando y haciendo tareas ya sola o en equipos de 3 o 4 compañeros.  Presentaciones y más presentaciones y encuentros con el profesor responsable a primera hora de la mañana para debatir o encontrar las fechas más adecuadas para presentar la tesis final.

Realizar un proyecto con muchas personas ya que son tus amigos no es fácil de organizar. Se hace falta mucha colaboración por parte de todos, ánimo, esfuerzo y una buena comunicación. En algunas ocasiones discutíamos entre nosotros por falta de avanzar lo suficiente o porque uno llegaba tarde o incluso saltaba una cita que acordábamos anteriormente.  Fueron duros esos momentos pero con el tiempo nos ayudaba a desarrollar unas habilidades interpersonales.  El manejo de las emociones en grupo nos presentó retos continuos. Sin embargo siempre lográbamos llegar a entregar los trabajos exigidos. Hacer tareas en equipo es algo imprescindible cuando estas en la universidad. Es un proceso que te ayuda a aprender a colaborar con los demás y a ser más responsable. El éxito del equipo depende de todos y este objetivo común os une.

Si el trabajo en equipo requiere unos dotes de negociación y comunicación, los deberes individuales requiere una alta concentración y negociación con uno mismo. Se puede lograr los mejores resultados si estás bien centrado a lo que haces. Cada asignatura tiene sus particularidades y niveles de exigencia.  Puede consistir en investigación en la biblioteca, lecturas de apoyo, preparar casos o ejercicios independientes.

El segundo año de los estudios suele ser más importante que el primero.  El primer año de un plan de estudios normalmente es para homogenizar los conocimientos de los alumnos con los fundamentos y materia técnica.  El segundo año y más adelante se profundiza o incluso uno se puede especializar en una disciplina concreta.  En mi caso había más asignaturas y una tesis de más que 150 páginas. Tuve que presentar casi un libro entero sobre una area de mi interés. Planteé una hipótesis con argumentos basados en una buena investigación con datos cualitativos y cuantitativos mientras integraba los conocimientos adquiridos durante mis estudios.

Al no estar acostumbrada, tuve momentos muy difíciles, momentos que quise llorar por los retos en conseguir los datos adecuados.  El estrés a veces me superaba hasta que quise abandonarlo todo. Justo en ese momento es cuando se toma un respiro profundo y se levanta para tocar el timbre del compañero de clase. El responde bajemos a darnos un paseo a las callecitas del Borne para calmarnos un poco.

Título de master conseguido!

Tras esta primer experiencia seguí los estudios buscando algún título más. La vida estudiantil es enriquecedora. Hubieron momentos buenos, malos, momentos tristes, emocionantes pero al final con las metas alcanzadas y superadas.

Barcelona es una ciudad increíble donde poder realizar los estudios. Pero detrás de la buena cara de sol con una arquitectura envolvente, se esconde una agridulce trampa…

Tiene tantas opciones a elegir, tantas cosas que hacer, tanta movida que se escucha desde tu ventana que te podría despistar de tu objetivo convirtiéndote en un ser menos productivo.

Hay remedios..es necesario que te fijes límites ante la libertad que implica la universidad. Es decir, que respetes los horarios y seas cumplido con la asistencia a las clases.

La adaptación a los nuevos horarios, alimentación y transporte es una de las principales dificultades. Este es uno de los obstáculos que toma tiempo, pues es la experiencia la que te dará una verdadera organización. No está de más recibir consejos de estudiantes de otros semestres que ya han pasado por esta situación.

La mayoría de alumnos nuevos no le da un buen uso de los llamados ‘huecos’ y en vez de esto suelen desperdiciar su tiempo en el ocio. Una manera de aprovechar dicho tiempo es adelantar los trabajos o realizar las lecturas para próximas clases.

Disfruta cada paso de tu vida estudiantil. Es la etapa de tu vida que más vas a extrañar en tu futuro. Tómalo con calma y ánimo y seguro que lograrás tu título y experiencias valiosas.

¡Descubre opiniones de estudiantes para estudiantes!

¿Eres estudiante? Selecciona tu universidad y da tu opinión.

Written by
EDUopinions Community
A passionate and aspiring authors' team, collecting, writing and sharing information about higher education!