Cartas de recomendación: qué hacer y qué no hacer (in Spanish)

Cartas de recomendación: qué hacer y qué no hacer al pedir ayuda a tus mentores. (in Spanish)

21/06/2017

De modo que estás decidido a pedir una beca para seguir formándote, hacer unas prácticas en el extranjero o estudiar un máster. Ya has revisado nuestra entrada introductoria a las becas y crees que tienes potencial, que eres un buen candidato. Has estado buscando y te has encontrado con una jugosa convocatoria que se adapta a lo que estás buscando. Entras y vas directo a los requisitos, los cumples, vas a la documentación requerida y lees: fotocopia del DNI, fotocopia de tu expediente académico, del resguardo de matrícula… Perfecto, tienes todo perfectamente organizado y localizado en tu cajón de sastre, te va a sobrar tiempo antes de que se acabe el plazo de la convocatoria.

 

¿Estás buscando Escuelas De Negocios?
Pide información

 

Sigues leyendo y, al final de todos los requisitos y documentos a enviar, te encuentras con una sorpresa: te hacen falta cartas de recomendación –reference letters si la convocatoria está en inglés- de uno o incluso varios de tus mentores. Llegados a este punto es normal que nos asalten las dudas. ¿Qué es esto? ¿Qué tienen que decir de mí? ¿A quién se las pido? Vamos a solucionar estas dudas, por partes:

¿Qué son las cartas de recomendación?:

Una carta de recomendación es, como el nombre indica, una carta en la que alguien te recomienda como un buen estudiante, buen trabajador o, en general, como un buen candidato a la hora de que una empresa o institución te escoja a ti antes que a otra persona. Las cartas de recomendación no son ninguna tontería y suelen ser la parte que más tiempo y esfuerzo consume en cualquier convocatoria.

A la hora de solicitar una carta de recomendación, la persona que interceda en tu favor está poniendo su prestigio como profesional en juego. Ante todo, va a estar introduciéndote en el mundo laboral o académico, un mal trabajo por tu parte va a significar también que sus recomendaciones no son fiables. Ten siempre en mente que tu mentor te está haciendo un favor muy grande y que debes actuar en consecuencia.

¿Qué deben incluir?

Una carta de recomendación no tiene un formato universal. Sin embargo, se suele seguir un formato más o menos común en que quién la escribe se presenta, expone sus credenciales (profesor, doctor, director…) y también en qué momento y bajo qué circunstancias ha trabajado contigo. Una vez hecho eso, pasará a comentar los aspectos positivos de este trabajo, si has sido proactivo, eficaz, responsable… Y, en general, lo contento que ha quedado con tus resultados. Como es de esperar, en una carta de recomendación nunca aparecerán aspectos negativos de tu trabajo, sin embargo, en la carta se va a notar hasta qué punto es cierto que has trabajado bien y hasta qué punto está escribiendo en tu favor solamente por puro rigor.

¿A quién se las puedes pedir?

Esta es la duda más frecuente, sobre todo si todavía estás en etapas tempranas de tu vida académica. ¿Qué ocurre si me piden una carta de recomendación en tercero de carrera? Esto no suele ocurrir, pero la verdad es que cualquier profesor puede hacerte una carta de recomendación, igual que otro tipo de tutores o cualquier profesional con experiencia que interceda por ti. Sin embargo, como ya he comentado, en la carta va a tener que venir especificado el tipo de relación que ha mantenido contigo. Una carta de un profesor cualquiera no va a ser tan útil como la de tu tutor del trabajo de fin de carrera, por ejemplo.

Si no has terminado la carrera, lo más recomendable es que le pidas una recomendación a un profesor con el que hayas tenido algún trato especialmente cercano. Puede ser que hayas sacado muy buena nota y disfrutado mucho de su asignatura o que formaseis parte de otro tipo de actividad fuera de horario lectivo, sea como sea, cuanto más sepa sobre ti y cómo trabajas, mejor será la carta de recomendación. Si ya has terminado la carrera, lo más normal es pedírsela al supervisor de tu trabajo de fin de grado; si ya has terminado el máster, puedes elegir tanto al supervisor del trabajo de fin de grado como el de fin de máster… Y la lista sigue, cuanto más hayas trabajado con dicha persona, mejor.

Cómo pedir una recomendación guardando las formas:

Pedir que te recomienden, incluso cuando tienes un buen trato con el profesor, suele ser un momento un tanto embarazoso. Puedes tener una buena relación, pero, al fin y al cabo, estás pidiendo que den su palabra por ti y que aseguren que das la talla a la hora de trabajar. Es mucho pedir, pero recuerda que es parte de su trabajo. Lo más probable es que ni seas el primer ni el último estudiante en pedirle una recomendación, lo mejor es preguntar sin más.

Esto tampoco significa que no debamos guardar las formas. A la hora de pedir una carta de recomendación lo mejor es que expliques la situación, para qué la necesitas y pidas amablemente su colaboración. Normalmente te la escribirán, aunque, si solamente ha sido tu tutor durante unos meses, no esperes nada del otro mundo. Es obvio que no va a mentir y poner su prestigio en juego por ti. Recuerda además que PIDES UN FAVOR. Esto significa que es posible que no quieran hacerlo y amablemente declinen la oferta, no te desanimes.

¿Cómo funciona el sistema de recomendaciones?

Probablemente mientras leías este post te has preguntado: ¿Qué previene de las falsificaciones? ¿Podría alguien auto-recomendarse? A priori parece fácil, pero el sistema es más complejo de lo que parece. Para empezar, estas cartas de recomendación tienen que ir firmadas y tienen que presentar el sello oficial de la universidad o el centro en que trabaje tu supervisor. Por si esto fuera poco, las cartas de recomendación tienen que tener datos suficientes para poder contactar con quién la haya escrito. No siempre ocurre, pero generalmente la institución que solicita la carta va a ponerse en contacto, va a hacer llamadas y confirmar que los datos son reales, que has trabajado con esa persona y que esta persona confirma que te recomienda.

Otro sistema por el que pueden funcionar las recomendaciones, aunque menos frecuente, consiste en enviar a la institución los datos de contacto del profesor o supervisor que apoya tu solicitud. Estos se encargarán personalmente de llamar o enviar un correo a dicho profesor para que interceda personalmente por ti, evitando así posibles falsificaciones o que cambies ligeramente el texto de la carta en tu favor. De este modo nunca tienes acceso a la carta y no sabes lo que pone en ella.

¡Informa a tus tutores cuando la hayas enviado!

Esencial, importantísimo, no se te puede olvidar: avisa a tus supervisores cuando finalmente envíes la carta. Parece obvio, pero entre que piensas a quién pedirla, lo haces, te contestan, la recibes, y la envías pueden pasar semanas o meses. Mantén sobre aviso a tu supervisor para que no le llegue la llamada por sorpresa.

Las cartas de recomendación no son reciclables

Recibir tu carta de recomendación puede llevar solamente unos días, a veces semanas o meses. Todo depende de tu supervisor, el tiempo libre que tenga y las ganas que tenga de recomendarte. Pero, una vez tienes tu carta de recomendación y la envías… no puedes reutilizarla. Las cartas de recomendación son de un solo uso. Van destinadas a una institución, tienen una fecha y un nombre y no puedes usarlas más de una vez. Si en un futuro necesitas otra, tendrás que volver a ese amable profesor a pedirle repetir el proceso de nuevo. No hay atajo, puede tomar de ejemplo la primera pero no puede ser la misma otra vez. Es por esto que las cartas de recomendación son casi siempre la parte más lenta de las solicitudes. Tu cajón de sastre, esta vez, no va a ser útil. Si necesitas cartas de recomendación, no te demores en pedirlas.

Espero que todas tus dudas estén ahora solucionadas. Si todavía tienes preguntas recuerda que puedes comentar en este post o en el Facebook de EDUopinions para que podamos ayudarte personalmente y gratis, porque así es como hacemos las cosas en EDUopinions, siempre pensando en ayudar a los compañeros. Si quieres ayudarnos a seguir ayudando, opina sobre tu universidad aquí y no olvides compartir nuestros posts. ¡Muchas gracias y hasta la próxima!

Written by
Juan A.
Biólogo y Máster en Neurociencias nacido y moldeado en el noroeste ibérico. Alma de científico y naturalista recluida en un cuerpo de Homo sapiens. Fundador del blog de divulgación 'Iguanamarina: Divulgaciones, en plural' y colaborador habitual en el blog de EDUopinions.
Get our experts advice for free.
Contact us.
This site uses cookies. By continuing to browse the site you are agreeing to our use of cookies. Review our Privacy Policy for more details.
Close