Becas: la información es poder (in Spanish) | EDUopinions

Becas: la información es poder (in Spanish)

17/05/2017

Seguramente, en algún momento de tu vida te has tenido que plantear seriamente tus asuntos económicos mientras seguías estudiando, quizás incluso te está pasando ahora mismo. Cuando uno es estudiante -sobre todo cuando llega a etapas de postgrado- te empiezas a plantear cómo vas a pagar el alquiler, la matrícula del año que viene, la comida, y el salir los sábados por la noche. Son muchos gastos y, aunque a menudo como estudiante tienes el respaldo económico de tus padres, estos no pueden hacerse cargo de ti para siempre.  Especialmente si estudias en el extranjero, en países de mayor poder adquisitivo, o en grandes ciudades.

¿Qué  opciones tengo?

Las primeras respuestas que se nos pasan por la cabeza son siempre las mismas: trabajar o pedir becas. Todo el mundo ha escuchado historias de alumnos trabajando a media jornada como repartidores de pizzas, entregando flyers por la calle o haciendo encuestas. Y en todas estas historias se repite el mismo patrón: estudiante sin tiempo, sin dinero, y que además tiene que trabajar por un salario mísero para poder seguir estudiando.

¿Qué ocurre entonces con la segunda opción?

Las becas, tan recurrentes como temidas, siguen siendo un tema en que los estudiantes no suelen estar todo lo enterados que podrían o querrían. Normalmente, se mueven de boca en boca, tú te enteras de una beca porque otro amigo la ha pedido, porque toda la clase las está pidiendo o porque te han llegado al correo de la universidad reenviadas desde el rectorado. Se solicitan las más comunes, las que son masivas, en las que puedes entrar en medio del bulto sin un gran currículum. A día de hoy, en España, las becas del Ministerio de Educación (becas MEC) en todas sus variantes, son las más solicitadas desde la universidad al doctorado, pero ni de lejos son las únicas ni las mejores. A veces ni siquiera las más fáciles de obtener ya que prácticamente todos los estudiantes las piden.

En este post vamos a dar una primera aproximación -a vista de pájaro- de cómo funcionan a día de hoy las becas en el mundo. Si te interesa el tema, continúa con los siguientes posts en los que hablaremos sobre los buscadores automáticos de becas, las alertas automatizadas a tu móvil, páginas de Facebook que seguir, los requisitos que más suelen aparecer en las convocatorias, y             muchísimo más.

¿Hay becas para ti?

Las becas MEC, que normalmente pagan la matrícula si has aprobado todo y una parte variable dependiendo de tus condiciones personales de desplazamiento, son el Nivel 1 del complicado juego que puede suponer financiar tus estudios superiores. Incluso contando con ellas, siempre dependes casi por completo de la ayuda de tus padres. Además, el número de estas becas y su aportación económica cae drásticamente según avanzas en tu vida académica. En el escalón más alto, las becas MEC de Doctorado, son casi una utopía a la que pocos afortunados aspiran a acceder. Por supuesto todos ellos con currículums de sobresaliente y otros méritos adicionales.

¿Hay requisitos?

Es cierto, las becas tienen requisitos, y esto es normal dado que por lo general están pensadas para premiar a quién se lo merece o a quién hace un buen trabajo. Si lo que estabas pensando era en pedir una beca con la que poder salir de fiesta más días a la semana, lo vas a tener complicado. Sin embargo, pese a lo que se suele creer, no hace falta tener un curriculum excepcional para que se te conceda una beca ya que las hay de muchos tipos.

En futuros posts hablaremos más a fondo sobre cada tipo de beca, dónde encontrarlas, y el tipo de requisitos que suelen pedirse. Para hacernos una idea sobre el terreno, existen múltiples instituciones que otorgan becas, algunas de manera puntual y otras de manera periódica (normalmente anual). El Ministerio de Educación es una de ellas, cada año se publican las convocatorias en los Boletines oficiales para las becas de estudios post-obligatorios (becas MEC de grado), de Máster (becas MEC de postgrado), y de doctorado. Además, dependiendo de la rama que estudies y te interese, también convocan becas para estudios artísticos, religiosos e incluso para formación de profesorado (aunque esto nos queda un poco lejos en el juego…de momento). Como ves, las becas MEC son muy genéricas.

¿Sólo hay becas en el Ministerio de Educación?

Pensar que el ministerio de Educación es la única institución interesada en los estudiantes es un grave error. Muchas fundaciones tienen sus propias convocatorias de becas. Por lo general cada fundación tiene un “motivo de existir” y sus becas funcionan acorde a este motivo. Una fundación dedicada a promover la movilidad entre los países Iberoamericanos, por ejemplo, tendrá becas de estudio e investigación dentro de estos países, como es la Fundación Carolina.

Una fundación tiene entre sus normas no obtener beneficio neto de sus acciones, sino reinvertirlo sobre los planes de la propia fundación y así mejorar constantemente algún aspecto de la sociedad. Este tipo de actividades se han visto potenciadas también por los gobiernos de muchos países, otorgando incentivos fiscales a grandes empresas por crear instituciones como la Fundación Mutua Madrileña, que entre otras cosas oferta becas de postgrado para alumnos cuyos padres o familiares sean Mutualistas desde hace más de unos determinados años.

Tampoco quiero dar a entender que solo el gobierno y las fundaciones otorgan becas. La realidad es que tanto el gobierno local (ayuntamientos) como los regionales (gobierno autonómico), como otras instituciones o incluso empresas privadas e incluso asociaciones o institutos de investigación pueden sacar convocatorias más o menos interesantes. No hay que preocuparse ahora de abrir enlaces y guardarlos en nuestros favoritos, eso ya llegará en los posts en que concentremos todas las fundaciones y organismos que puedan seros útiles en el futuro.

 Flexibilidad, ambición y mucho Google

Ahora, lo importante es darnos cuenta de que no solamente existen becas grandes y conocidas, sino que también las hay más modestas y que pueden ser a veces incluso más interesantes, más flexibles a la hora de aceptar solicitudes y mucho menos concurridas. De hecho, a modo de experiencia personal, en una ocasión recibí una beca para trabajar como becario en mi universidad. Solamente eran 8 horas a la semana, el sueldo era reducido, pero me vino genial siendo antes incluso de acabar la carrera y me ayudó mucho para otras becas en que, al haber trabajado antes, mi curriculum ya destacaba por encima de otros estudiantes que solamente tenían el título universitario.

Pese a lo útil que era, a la convocatoria solo concurrimos 5 personas para 2 plazas y, aunque ni siquiera fui seleccionado a la primera, uno de los solicitantes que había ‘ganado’ finalmente declinó la oferta y recayó en mí, el tercero de la lista. Queda claro que no son sólo las aptitudes académicas las que otorgan becas, sino también la perseverancia, el saber cómo y cuándo solicitar las cosas y hacerlo bien.

Incluso aunque no estés seguro de si la beca en cuestión va a ser la que quieres o vas a poder aceptarla, si hay algún resquicio de que te sea útil, pídela.

Siempre estás a tiempo de rechazarla una vez te la hayan concedido. Tranquilo, por solicitar una beca no te estás comprometiendo ya automáticamente a disfrutar de ella si te aceptan, siempre hará falta que aceptes antes de formalizarla. Lo importante es saber buscar, encontrar lo que puede serte útil, preguntar (que para algo están los correos de contacto) y, ante la duda, siempre solicitar.

Espero que con este post empieces a sentirte un poco menos desesperado ante tu futuro económico. Solamente con un curriculum en que muestres tus puntos fuertes y mucha ambición, se pueden conseguir muchas cosas. Nos vemos en los próximos posts [añadir links en un futuro], en los que profundizaremos más en el perfil que solicitan las convocatorias, la documentación que tendrás que presentar y muchas más ideas y sitios web donde informarte.

Si te notas desorientado y quieres escuchar las voces de la experiencia, no te pierdas ni un solo post del blog de EDUopinions. Si te ha gustado este post o quieres saber más sobre algún tema, no dudes en comentar. Y si quieres ayudarnos a llegar a más compañeros, deja una opinión sobre tu universidad. ¡Nos harás un gran favor a todos!

¡Descubre opiniones de estudiantes para estudiantes!

¿Eres estudiante? Selecciona tu universidad y da tu opinión.

Written by
Juan A.
Biólogo y Máster en Neurociencias nacido y moldeado en el noroeste ibérico. Alma de científico y naturalista recluida en un cuerpo de Homo sapiens. Fundador del blog de divulgación 'Iguanamarina: Divulgaciones, en plural' y colaborador habitual en el blog de EDUopinions.
Get our experts advice for free.
Contact us.
This site uses cookies. By continuing to browse the site you are agreeing to our use of cookies. Review our Privacy Policy for more details.
Close