Abandonar su puesto de trabajo para fundar el próximo Airbnb (in Spanish)

Posted on 22/12/2016

Un fenómeno interesante se ha estado dando últimamente. Los alumnos de MBA están abandonando sus puestos en empresas multinacionales para emprender la aventura de fundar su propia empresa.

Cuando Frederic Kerrest dejó su trabajo en Salesforce, el gigante de la computación en la nube, para comenzar un MBA en el MIT Sloan, planeaba trabajar en capital de riesgo. Pero, al igual que un número creciente de estudiantes de la escuela de negocios, la vida de emprendedor demostró ser demasiado tentadora para dejar pasar la oportunidad. “Siempre he tenido el gusanillo de emprender”, dice Frederic. Así que, después de trabajar en Hummer Winblad Venture Partners, la empresa de capital de riesgo, fundó Okta. En los siete años transcurridos desde entonces, la puesta en marcha de su empresa de cloud computing ha crecido para desafiar a Amazon Web Services y Microsoft Azure. Frederic ha recaudado 230 millones de dólares para la compañía, logrando una valoración de 1.200 millones de dólares.

Este joven es parte de una tendencia creciente en la que los estudiantes de MBA’s abandonan sus cómodos empleos corporativos y se lanzan en aventuras emprendedoras arriesgadas. Menos del 10% de los estudiantes de MBA decidieron emprender recién salidos de la escuela. Pero tres años después de la graduación, alrededor del 24% ya han puesto en marcha sus nuevas empresas, según los nuevos datos publicados por el Financial Times.

En el corazón de Silicon Valley, en la Stanford’s Graduate School of Business, sólo el 13% de los estudiantes de MBA fundaron empresas mientras estaban en la escuela. Sin embargo, de nuevo, tres años después de haberse graduado en 2012, el 34% de los MBA’s habían puesto en marcha las empresas. Incluso en Babson College la tasa de inicio aumentó de 17% en la graduación a 46% tres años después. Las cifras son sin lugar a dudas impresionantes y ofrecen una visión muy poderosa de la capacidad de emprendimiento en los jóvenes y sus ganas de crear y generar un impacto positivo en la sociedad.

“Cuando era un estudiante de MBA, tenía una carrera corporativa. Pero ahora, ser un empresario es algo en lo que los estudiantes están muy interesados “, dice el director de carreras de Stanford GSB, Maeve Richard. Las escuelas de negocios dicen que los MBAs se sienten atraídos por la idea de fundar el próximo Uber o Airbnb. Hay 169 empresas denominadas curiosamente “unicornio” – que son aquellas valoradas en o por encima de mil millones de dólares – según CB Insights.

¿Os animáis vosotros a buscar unicornios una vez acabado vuestro Máster o incluso durante vuestras clases?

 

 

Written by
EDUopinions Community
A passionate and aspiring authors' team, collecting, writing and sharing information about higher education!